Saltar al contenido.

El arte de la bandola en Colchane.

“En nuestra proyección en el tiempo es fundamental la música ancestral”

A fines del 2019, Abel Mamani Gómez, recibió la distinción del Sello Artesanía Indígena por su bandola Aymara modelo kantati, instrumento que interpreta hace 18 años y del cual es ahora un aclamado lutier.

De padre y madre de Ancovinto, Abel Mamani Gómez, pertenece a la comunidad de Villablanca, en el sector de Cariquima de la comuna de Colchane, hace casi dos décadas interpreta la bandola andina, por un desperfecto en su instrumento fue adentrándose en las técnicas del lutier convirtiéndose en una pasión hoy reconocida con el Sello Artesanía Indígena del Ministerio de las Culturas.

La distinción, dijo, es un pequeño paso para avanzar en su carrera de lutier “Estoy recién comenzando, he puesto dedicación reflejada en el premio. Sigo evolucionando buscando el mejor sonido, estructura, presentación y acabados eso va a ser un desafío constante”.

Presentó su trabajo en el Tambo Andino apoyando al emprendimiento turístico Expedición Mauque. Sus bandolas, dice, las construye con maderas recicladas y nobles. 

Considera que adjudicarse el sello fue un pequeño logro y un paso para avanzar en su carrera como lutier.

La tradición  

“Comencé interpretando este instrumento porqué mis padres y mis abuelos lo interpretan, mi madre que me estimulaba a interpretarlo ya hace 18 años. Fue por la necesidad de arreglar mi instrumento que nació la curiosidad de construir mi propio modelo, con respeto a todos los mayores y a los que han construido la bandola” explicó Abimael, agregando que la profesión de lutier en la cultura Aymara se conoce como Luriri.

Cree que la principal razón que existan tantos intérpretes de música ancestral se debe al ser del pueblo Aymara, “es parte de nuestra vida, sin esta música el Aymara no es completo, la música es parte de nuestra vida cotidiana e historia. En nuestra proyección en el tiempo es fundamental la música ancestral, ya sea la bandola, los sicuris, los lichiguayos son muy importantes en la existencia del Aymara en la cordillera”.

Considera importante que se valore la música, costumbres y tradiciones de su pueblo, “ser Aymara no es solo llamarse aymaras es un conjunto de cosas fundamentales. Que el municipio de Colchane se esté preocupando de este se tema es importante, porque esto no puede morir debe ser fortalecido con más músicos e intérpretes. Que nuestra música este primero en cada actividad y después la música foránea, no tenemos nada que envidiar a los hermanos peruanos y bolivianos, pero en nuestra comuna tenemos todo tipo de música y la mejor eso hay que potenciarlo”, concluyó.      

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: