Noticias Regionales

Innovación y tradición fueron destacadas en saludo de la mujer rural

En una visita a las cinco comunas del interior, las autoridades que integran la Mesa de la Mujer Rural e Indígena de Tarapacá hicieron participes a la mujer campesina de un reconocimiento, a su importante aporte productivo alimentario y desarrollo de sus comunas y la Región.

Como también al desafío de innovar y apostar a fortalecer sus tradiciones, todo ello en el marco de lo que fue el Décimo Segundo aniversario del Día Internacional de la Mujer Rural, celebrado en el mes de octubre.

Las comunas de Camiña, Huara, Pozo Almonte, Pica y Colchane, fueron el escenario natural, propio de su quehacer agrícola, donde las mujeres campesinas fueron homenajeadas por las autoridades del sector agrícola, de la mujer e indígena, integradas por el Seremi de Agricultura, Fernando Chiffelle; el Subdirector Nacional Zona Norte Conadi, Eleodoro Moscoso; la seremi de la Mujer y Equidad de Género, Milca Pardo; la directora de la Fundación Prodemu Tarapacá, Karoll Carvajal y el director regional de INDAP, Francisco Briones, quienes vía remota y presencial, participaron de esta actividad.

RECONOCIMIENTOS

Dentro de las políticas vigentes del país que buscan disminuir las desigualdades que persisten con relación a la participación de las mujeres rurales en el escenario productivo, los espacios de diálogo entre ellas y los estamentos públicos, las mesas regionales de Mujeres Rurales son una instancia de participación donde sus dirigentes se capacitan y dialogan con las autoridades, con el objetivo de ir disminuyendo las brechas de desigualdad del mundo campesino, reconociendo además su rol activo en sus emprendimientos como también líderes de base, en sus comunidades.

Angélica Álvarez Trujillo, perteneciente a la localidad de Huaviña, comuna de Huara, posee precisamente esas cualidades que le han permitido destacar en el ejercicio de fortalecer la presencia del rol productivo y e igualdad de género de la mujer rural, en los últimos, siendo reconocida como Mujer Campesina por INDAP como también, en esta oportunidad, en el Día Internacional de la Mujer Rural, siendo reconocida en la mención “Mujer Rural Joven Líder” de su comuna.  Esta emprendedora, madre de un hijo, nos relata, con un entusiasmo que transmite en su quehacer diario, que el trabajo “se inicia temprano en la mañana, codo a codo con los hombres.  No hay diferencia de trato o condición especial.  Esto hace que la mujer en Huaviña tenga un sello de gran pasión por la entrega en su tierra, de harto sacrificio, pero con gran aprendizaje de sus abuelos y padres.  Yo en lo personal, soy contadora pública, pero me fui al lado de mis padres, en la localidad, para darle continuidad a la agricultura y ganadería también, con sacrificio, pero con mayor atención, cuando debemos afrontar las lluvias, y podemos perder nuestra cosecha en horas”.

Para Ariana Bravo Aracena, agricultora, madre de dos hijos, de la  localidad de Sibaya, hace tan sólo dos años, luego de vivir en Salamanca (Región de Coquimbo), su rubro y emprendimiento es la producción de leche y queso de cabra, apoyada por su pareja, que trabaja el forraje y la alfalfa.  Para Ariana, al ser reconocida, en esta ocasión demuestra “que estamos bien enfocada en lo que estamos haciendo”, comenta esta joven mujer campesina, quien reconoce que en los espacios de género e igualdad ante los hombres, en el mundo agrícola, donde ella ejerce su labor productivo “se ha venido avanzando y equiparando, pero todavía nos falta seguir en esta senda, donde el reconocimiento, precisamente rural es importante”, indica esta mujer, que con el apoyo de su familia, tomó la decisión de vivir al interior de la provincia del Tamarugal, con sus cabras lecheras, con un emprendimiento que -nos comenta-  “ha tenido el apoyo de INDAP, los funcionarios municipales del Programa de Desarrollo Territorial Indígena y de Conadi, para poder primero afianzar nuestro trabajo base del queso, sacar nuestra resolución sanitaria y después abrir nuevos proyectos, que tenemos en mente y que nos permitirán ingresar a nuevos mercados, con un queso de cabra con sabores a especias, de la zona”, detalla Ariana.

El proceso histórico de incorporación de las mujeres a la promoción del desarrollo comenzó a ser abordado a nivel internacional, desde Naciones Unidas para la Mujer, en el decenio de 1975-1985, con los estudios de las mujeres y posteriormente, los estudios del género, además de las experiencias de intervenciones sociales.

Desde el mundo rural, el trabajo se ha enfocado en conocer  sintéticamente cómo se ha incorporado a las mujeres y el género en el desarrollo, cuáles son las brechas, barreras e inequidades de género existentes y qué significa su análisis en este contexto, donde las desigualdades de género más frecuentes entre mujeres y hombres puede encontrarse el menor acceso de las mujeres a factores productivos (créditos, capacitación, organización, ingresos, transporte, tecnología).  En este contexto, referido a generar indicadores de género, que son medidas cuantitativas y cualitativas, para captar los cambios relacionados con el género en la sociedad, a través del tiempo, las instituciones del Ministerio de Agricultura han logrado avanzar en el registro de información desagregada por sexo y han formulado algunas propuestas para generar a futuro, un esquema de información estandarizado y común a todos los servicios. 

En la ceremonia de reconocimiento de la Mujer Rural, y de cierre en la Región de Tarapacá, celebrada en Colchane, el seremi de Agricultura Fernando Chiffelle Ruff, resaltó el rol que cumplen la Mesa de la Mujer Rural, instancia que permite “conocer las distintas experiencias que hemos tenido, de acuerdo a nuestras comunas del interior, como así también el poder entregar el trabajo intersectorial de los distintos servicios hacia la mujer rural, en las temáticas que son de interés para ellas, tales como educación, salud, transporte, por ejemplo; entonces la Mesa de la Mujer es una instancia relevante para alcanzar sus sueños y poder cierto emparejar esa diferencia con el mundo urbano, desde el punto de vista de vida de la mujer rural y de paso trascender y cuidar precisamente ese trabajo, en sus nuevas generaciones, con sus telares, su trabajo en la agricultura, la ganadería, en todo lo que es las yerbas medicinales, por ejemplo”.

Uno de los servicios, que tienen participación activa de la Mesa de la Mujer Rural y tiene una función importante en el que hacer de fomento productivo agrícola, desde el mundo de la agricultura familiar campesina es el Instituto de Desarrollo Agropecuario (INDAP).  En palabras de su director regional, en Tarapacá, Francisco Briones, la Mesa de la Mujer Rural “es muy importante, ya que es un espacio de diálogo con las mujeres del Tamarugal, junto a los demás servicios, pudiendo conocer sus necesidades, por ejemplo, en pandemia y por otro lado en días de conmemoración de la mujer rural, son una buena instancia para reconocimientos en la innovación y tradiciones, son valioso, ya que fomenta el retorno de la juventud hacia los territorios y como servicio público tenemos que fomentar las acciones productivas, que es nuestro foco como servicio”, enfatizó.


Categorías:Noticias Regionales

Tagged as:

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s