Noticias Regionales

Proyecto optimizará gestión del agua, energía y residuos en  Mamiña, Macaya e Iquiuca 

∙ “Kuskalla” (“juntos” en lengua quechua) fue una de las tres iniciativas ganadoras de la  convocatoria Súmate, realizada por BHP en 2020, la que apuntó a identificar soluciones  colaborativas, innovadoras y de alto impacto, que apoyen la adaptación y resiliencia de  las comunidades de Tarapacá y Antofagasta ante el cambio climático. 

Soluciones descentralizadas de energía solar, un sistema de monitoreo hídrico y un modelo de gestión de  residuos son los planes piloto que el sábado 3 de diciembre puso en marcha en Mamiña, Macaya e  Iquiuca el proyecto Kuskalla (“juntos” en lengua quechua), que busca optimizar la gestión de energía, agua  y desechos orgánicos en estas localidades. 

La ceremonia tuvo lugar en la Escuela Básica de Mamiña y contó con la participación del subsecretario de  Energía, Julio Maturana; autoridades regionales y comunales, dirigentes de las comunidades indígenas y  organizaciones sociales de las localidades, familias beneficiadas y equipos técnicos responsables. 

El objetivo del proyecto es implementar soluciones de gestión comunitaria en localidades aisladas de la  región, bajo una metodología que vincula el intercambio tecnológico con los saberes y costumbres locales.  

Actualmente, luego de llevar a cabo participativamente el diagnóstico, planificación y diseño de las  soluciones según la mirada comunitaria y los contextos territoriales locales, el proyecto Kuskalla se  encuentra en su segunda etapa, que corresponde a la implementación de las iniciativas para luego, en su  tercer y último año de ejecución, realizar el monitoreo, validación y escalamiento de los pilotos. 

El proyecto es liderado por la empresa EBP Chile, que trabaja en conjunto con la consultora SER Patrimonio, el soporte técnico de la compañía australiana Power Ledger y el Instituto de Sustentabilidad  Minera de la Universidad de Queensland, SMI-ICE-Chile. 

“Kuskalla” fue una de las tres iniciativas ganadoras de la convocatoria Súmate, realizada por BHP en  2020, la que apuntó a identificar soluciones colaborativas, innovadoras y de alto impacto, que apoyen la  adaptación y resiliencia de las comunidades de Tarapacá y Antofagasta ante el cambio climático.  

Pilotos 

En Mamiña, los proyectos piloto incluyen la instalación de paneles solares fotovoltaicos en viviendas y en la escuela de la localidad como una alternativa de suministro eléctrico descentralizada y sustentable, que  logrará reducir el costo de la electricidad en el mediano plazo; y un proyecto de biodigestión anaeróbica  para la producción de biofertilizantes de uso local. 

Mientras, en Iquiuca, se ejecutará el Plan Tecnológico de Gestión Integral de Recursos Hídricos, que  contempla el análisis y diseño de un sistema de monitoreo que permita el uso eficiente e inocuo del agua  en producción agrícola. Un segundo piloto consiste en la disposición de paneles fotovoltaicos para iluminar  senderos y el estacionamiento de la localidad. 

Igualmente, en Macaya, se habilitará una plataforma para el monitoreo de la oferta y demanda del recurso  hídrico, a fin de identificar prioridades y cubrir de manera oportuna las necesidades de la comunidad. 

La actividad finalizó con un recorrido en que los participantes conocieron el funcionamiento de los dos  proyectos que se pilotearán en Mamiña, incluyendo la visita a una de las viviendas beneficiadas, cerrando  con un almuerzo comunitario en la junta de vecinos de la localidad. 


Categorías:Noticias Regionales

Etiquetado como:

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s